¿Cuál es la diferencia entre socialismo y comunismo?

En el corazón de cualquier estado se encuentra un determinado sistema que caracteriza las características de la economía y la gestión de recursos.

La mayoría de las personas pueden nombrar y caracterizar conceptos políticos básicos, a menudo confusos o sinónimos de comunismo y socialismo. Estas dos ideologías tienen mucho en común entre sí, pero en un examen más detenido difieren en muchos puntos clave.

¿Qué es el socialismo?

La teoría del socialismo nació varias décadas antes que el comunismo, y en la teoría de Karl Marx, este sistema socioeconómico se considera como una etapa de transición necesaria entre la sociedad capitalista y la comunista.

Karl Marx

La base filosófica del socialismo es la igualdad de derechos de las personas y la propiedad pública, y la idea básica es que las personas deben trabajar juntas para resolver problemas globales como la pobreza o la opresión.

El eslogan del socialismo, "De cada uno según su capacidad, a cada uno según su trabajo", implica que los bienes y servicios materiales se distribuyen equitativamente entre los ciudadanos de acuerdo con los esfuerzos realizados por cada uno.

El socialismo presupone la existencia de un organismo central de planificación que establece los objetivos para el desarrollo de la economía y habla en nombre de la población. El gobierno asume la responsabilidad de proporcionar a sus ciudadanos todo desde la atención médica hasta la alimentación. También se ocupa de la asignación de recursos y precios.

Medios de producción, es decir, Las fábricas, las fábricas, los recursos de tierras, pertenecen al estado y pueden ser controlados tanto por el gobierno como por grupos de personas que trabajan juntas para lograr los objetivos de producción: las cooperativas.

Después de la Primera y Segunda Guerra Mundial, los partidos socialistas comenzaron a dominar en muchos países de Europa occidental, así como en los territorios de África, Asia y Oriente Medio que fueron liberados de la colonización. En los Estados Unidos, las ideas del socialismo impulsaron muchas tendencias liberales y sociales.

¿Qué es el comunismo?

Se puede decir que el comunismo nació en 1848, cuando Marx y Engels publicaron el Manifiesto comunista . Criticó al sistema capitalista con su inevitable división en clases, y en su lugar propuso la idea de un estado en el que todas las personas son iguales en su estatus socioeconómico. Esta igualdad solo puede lograrse mediante el abandono de la propiedad privada y el dinero.

La teoría comunista predijo la victoria de la clase obrera, el proletariado sobre la burguesía acomodada, la revolución y la expansión de este sistema político en todo el mundo.

De acuerdo con esta ideología, cada persona debe trabajar en beneficio de toda la sociedad, y no la suya propia. "De cada uno según su capacidad, a cada uno según sus necesidades" es un eslogan, lo que significa que los bienes y servicios se producirán tanto que se satisfarán las necesidades de cualquier persona. La distribución de los beneficios se produce en función de las necesidades de un individuo en particular y no de la cantidad de trabajo que ha realizado. Los medios de producción están controlados por el estado y no pertenecen a nadie específicamente.

El objetivo principal es lograr una sociedad del bienestar, donde no solo no existan diferencias de clase, sino que también se deben abolir la familia, la religión y el gobierno.

En la historia moderna, el comunismo se asocia principalmente con la Unión Soviética, así como con China, Cuba, Vietnam, Corea del Norte. En ninguno de estos países, los ideales comunistas no se realizaron plenamente, porque el partido gobernante se enriqueció de alguna manera con el trabajo de los ciudadanos comunes y el crecimiento económico a menudo se desaceleró debido a la falta de competencia y motivación entre las personas.

Común entre socialismo y comunismo.

En el siglo XIX, las palabras "socialismo" y "comunismo" eran a menudo intercambiables, por ejemplo, por Marx en sus obras. Además, ambas teorías se originan en las obras de los pensadores europeos del siglo XVIII, Jean-Jacques Rousseau y Hegel, que encarnan la idea de que todas las personas son iguales.

Ambas tendencias surgieron durante la revolución industrial, cuando los propietarios de fábricas y fábricas se enriquecieron con la explotación de los trabajadores asalariados, lo que inevitablemente condujo a una clara división de clases y al descontento de la clase trabajadora.

En el corazón de cada uno de estos conceptos se encuentra la idea de un estado carente de desigualdad económica, propiedad privada y la dictadura de la élite gobernante. El objetivo principal de estas ideologías es mejorar la vida de una persona trabajadora común a través de una distribución equitativa de los beneficios materiales. Los recursos de tierras, minerales, instalaciones de producción deben ser igualmente accesibles para cada persona.

Diferencias entre socialismo y comunismo.

Si bien el comunismo y el socialismo tienen una base ideológica común, también difieren en muchas posiciones clave.

La diferencia más fundamental entre estas ideologías es proporcionar a una persona beneficios materiales . Bajo el comunismo, una persona recibe bienes y servicios según sus necesidades, es decir, el estado proporciona a la población todo lo que necesita: ropa, comida, refugio e, idealmente, sin tener que pagar por ello . En una sociedad socialista, una persona recibe lo mismo del estado, pero dependiendo de su contribución a la economía, es decir, las personas que trabajan más y obtienen más.

Esta diferencia apunta al principal inconveniente del modelo comunista, en el que una persona pierde la motivación para trabajar más, porque no afectará el tamaño y la calidad de la compensación por el trabajo.

El comunismo y el socialismo también difieren en los siguientes aspectos:

  1. Bajo el comunismo, no puede haber propiedad privada en absoluto . El socialismo permite la propiedad personal, pero el estado posee toda la producción y los recursos de la tierra.
  2. Bajo el comunismo, la religión se erradica a nivel estatal, mientras que el socialismo se enfoca principalmente en la economía y permite la libertad de religión.
  3. Para los comunistas, una salida del sistema capitalista es posible solo a través de una revolución, cuando el sistema existente y la clase alta deben ser borrados por la clase obrera rebelde. Los socialistas ven la transición a una nueva economía como una serie de políticas y procesos graduales.
  4. Bajo el comunismo, la economía está controlada por un solo partido autoritario, y las decisiones, aunque en nombre de las personas, son tomadas por una minoría conferida. El socialismo presupone gobernar el estado, primero a nivel de comuna, luego a los cónsules elegidos, y solo entonces a nivel de gobierno, es decir, todos pueden influir en la economía a su nivel.

Recomendado

¿Qué es mejor Zinnat o Amoxiclav: comparación y diferencias?
2019
¿Qué cardio es diferente de la fuerza?
2019
¿Cuál es la diferencia entre hCG en sangre y hCG en orina?
2019